Consulado General de la República Bolivariana de Venezuela en Vigo

Pueblo venezolano seguirá su tránsito victorioso en el siglo XXI por la vía de la paz y la soberanía

Caracas, 28 Feb. AVN.- Este sábado, el pueblo venezolano tomó las calles de Caracas en una marcha multitudinaria en rechazo de las pretensiones injerencistas del Gobierno de Estados Unidos en los asuntos internos del país, y para conmemorar los 26 años de la Rebelión Popular del 27 y 28 de febrero de 1989, conocida como El Caracazo, demostrando que seguirá saliendo victorioso y protegiendo su independencia ante aquellos que pretenden rendirlo a los intereses imperialistas.

En este sentido, durante una alocución en cadena de radio y televisión desde las afueras del Palacio de Miraflores, en Caracas, el presidente de la República, Nicolás Maduro, ratificó su llamado a la defensa de la paz como respuesta a la injerencia extranjera y a la guerra económica y mediática que emprenden sectores de la derecha, con el apoyo de empresarios y de aliados internacionales.

"Nuestra victoria siempre será la paz, la soberanía, la independencia", expresó, al tiempo que indicó que sólo en el año 2014, cuando la ultraderecha emprendió actos terroristas que ocasionaron grandes daños en instituciones del Estado y espacios públicos, así como el asesinato de 43 personas y la agresión a otras 800, el Gobierno estadounidense emitió 103 pronunciamientos contra Venezuela, y en lo que va de año ha realizado 65 comunicados en contra de la patria de Bolívar.

"Ellos dijeron: Nicolás Maduro no aguanta una guarimba (haciendo referencia a los hechos de violencia liderados por la derecha en 2014). Pero señores imperialistas del norte, no es Nicolás Maduro, es un pueblo entero que está decidido a ser libre y no se va a dejar derrotar por el imperio estadounidense. Esa es la verdad", manifestó.

Este año, los planes de desestabilización no han cesado y sectores de la derecha siguen conspirando con factores extranjeros para derrocar a través de un golpe de Estado al Gobierno Bolivariano.

Ante esta situación, Maduro anunció este sábado una serie de medidas – ajustadas a la Convención de Viena, al Derecho Internacional y a la Constitución de la República– para proteger la patria: revisar y adecuar el número de funcionarios norteamericanos en territorio bolivariano, y aquellos que permanezcan en el país solo podrán realizar reuniones con previa autorización del Gobierno venezolano, y deberán regirse por las leyes y reglamentos venezolanos, tal como contempla la Convención.

Asimismo, se establecerá un sistema de otorgamiento de visas para los estadounidenses que quieran ingresar al país y se realizará una lista con los nombres de representantes norteamericanos que tienen prohibida la entrada al país por su intervención en actos terroristas contra Siria, Irak y Vietnam, entre ellos George W. Bush (expresidente de EEUU), George Tenet (exdirector de la CIA), Robert Menendez (senador junior del Partido Demócrata) y Marco Rubio (senador junior republicano), entre otros.

"Se lo digo desde mi corazón plenamente chavista: Yo lamento mucho su actitud, presidente Barack Obama. Lamento mucho que durante este año que le hecho llamados públicos, que le he enviado emisarios, usted de manera arrogante se haya negado a hablar conmigo, que soy tan Presidente como lo es usted de su país. Se ha negado a hablar conmigo de asuntos de América Latina", expresó Maduro, quien advirtió que el mandatario estadounidense se dejó llevar por un camino sin salida ante Venezuela.

Unión por la patria

Ante las pretensiones injerencistas, Maduro manifestó que el destino del pueblo venezolano debe ser la lucha revolucionaria para consolidar el triunfo de la patria. "Llevemos una sola consigna para poder hacer patria: trabajar y luchar, estudiar y luchar, amar y luchar. Triunfar, triunfar, triunfar, ese es el destino del pueblo venezolano", dijo.

En este sentido, el mandatario nacional llamó a los venezolanos al trabajo, al estudio, al respeto a la paz y a la Constitución de la República.

"Llamo a toda la patria a unirnos y a prepararnos, y le pido al mundo que diga la verdad. Este año va a haber elecciones de Asamblea Nacional y el pueblo venezolano va a volver a triunfar en esa elección. Es la verdad", enfatizó Maduro ante la venidera jornada comicial.

Asimismo, convocó a los venezolanos a seguir construyendo el socialismo con una revolución de los valores para erradicar las herencias capitalistas que aún prevalecen en el país.

"Hay que construir una nueva ética, de la honestidad, de la solidaridad, del amor; una nueva ética hace falta para tener una nueva patria (...) Llamo a Venezuela a una gran jornada de construcción de nuevos valores", exclamó, al tiempo que resaltó que la Revolución Bolivariana no trata sólo la transformación social, política y económica, sino que, además, debe considerar "la conciencia y la espiritualidad". "Son los valores que tenemos", enfatizó.

"La revolución ética y espiritual, la revolución de los valores es la revolución más grande si queremos, de verdad, construir el socialismo bolivariano", añadió.

Despertar histórico

Hace 26 años las calles de Venezuela fueron el epicentro del despertar histórico del pueblo venezolano, dijo el presidente Maduro, en referencia a El Caracazo, rebelión popular que vivió el país el 27 y 28 de febrero de 1989 tras el anuncio de medidas económicas neoliberales que afectaban a la mayoría de la población.

"De la explosión social, de la rebelión de hace 26 años surgió una Revolución que hemos venido construyendo con nuestras manos, un proyecto de Patria", expresó el jefe de Estado, quien también comentó que el pueblo que se rebeló ante las medidas capitalistas es el mismo que "se organizó, que encontró un líder, Hugo Chávez, que encontró un proyecto, el proyecto de Bolívar, y ahora es el pueblo victorioso del siglo XXI. (...)Ya no es un pueblo huérfano, abandonado sin empleo, sin educación, sin cultura, sin protección".

El mandatario indicó que la derecha venezolana busca engañar al pueblo soberano, con el objetivo de alcanzar el poder, pero que no lo lograrán, debido a que la población se alzó con las bases del socialismo y de los ideales del líder de la Revolución.

"Su espíritu (el de la derecha) pertenece al norte, porque se criaron en los lujos del norte y pretenden enmascararse y presentarse como pueblo para ver a quien engaña. Pero, aquí está el pueblo del 27F, del 4F, el pueblo de Chávez que jamás se dejará engañar, por esta oligarquía neoyorquina", dijo el mandatario.

Maduro informó que el Estado venezolano aprobó los recursos para indemnizar a 74 familias víctimas de la represión de los cuerpos de seguridad durante la rebelión popular del 27F, las cuales se suman a las otras 596 que ya han sido indemnizadas.

Por otra parte, el Maduro comentó que la oligarquía que se encargó de masacrar al pueblo junto a los gobiernos capitalistas y neoliberales de la IV República, es hoy una oposición minoritaria que busca "comprar militares para que den un golpe de Estado y volver a masacrar".

El último plan de golpe de Estado que pretendía llevar a cabo la derecha, que contemplaba un bombardeo a la Presidencia, a la Cancillería, a la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) y al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), además de un atentado contra el presidente Maduro en un acto masivo, fue descubierto y desmantelado por las autoridades venezolanas, quienes lograron la detención de algunos implicados.

En este sentido, Maduro instó una vez más a la derecha venezolana a desligarse del juego de doble-banda, a través del cual algunos sectores apoyan golpes de Estado y acciones injerencistas, mientras se postulan para procesos electorales.

"Nosotros queremos la paz, pero le he dicho a la oposición que no voy a aceptar más la doble banda. Los que se metan por la banda de la conjura, de la conspiración, la violencia y el golpe de Estado, y subestimen al pueblo y a la ley, solamente les espera un destino: la cárcel y la justicia".
AVN 28/02/2015 20:44

 

Más noticias

Página anterior

Consulado General de la República Bolivariana de Venezuela en Vigo

C/Velázquez Moreno Nº3. C.P.: 36201 - Vigo, Pontevedra - Tlfns: (34) 986 434 622  - Fax: (34) 986 435 629