Consulado de Venezuela: Noticias

Noticias

PRESIDENTE MADURO: JUNTOS SOMOS UNA FUERZA INDETENIBLE

Quito, República del Ecuador.- El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, envió carta a diputados de América Latina y El Caribe que sesionan, este martes, en la Asamblea Nacional de la República del Ecuador, en ocasión del Encuentro Parlamentario por la Unión Latinoamericana y Caribeña.
El jefe del grupo parlamentario del Bloque de la Patria, Héctor Rodríguez, dio lectura al Comunicado enviado por  el mandatario venezolano a los asambleístas progresistas de la Región.
Desde el Salón de Sesiones Ordinarias de la Asamblea Nacional de Ecuador, Rodríguez señaló que: “El presidente Nicolás Maduro me ha pedido que le haga llegar una comunicación por escrito a todos los parlamentarios que creen en la unidad latinoamericana y caribeña”.
El comunicado reza lo siguiente:
“Nicolás Maduro Moros
Presidente de la República Bolivariana de Venezuela
ENCUENTRO PARLAMENTARIO POR LA UNIÓN LATINOAMERICANA Y CARIBEÑA
Queridos hermanos y queridas hermanas, parlamentarios de toda América Latina y El Caribe:
Estamos dando lo que quizás sea la batalla más compleja desde la época en que nuestros libertadores y libertadoras declararon la primera oleada de nuestras independencias nacionales. Hemos sido partícipes protagónicos, en casi dos décadas, de un proceso inédito de lucha y conquista del poder político por parte de las fuerzas más progresistas de la región, a través de métodos pacíficos y electorales. Han sido años difíciles, llenos de tempestades que lógicamente deben desatarse cuando estamos estremeciendo las estructuras de más de 500 años de dominación del capitalismo sobre nuestros pueblos.
Han sido, sin duda, años luminosos de conquistas reales que han sacado a millones de personas de la pobreza y el hambre, en el que hemos abiertos las compuertas de una participación popular sin precedentes en nuestra historia, rompiendo con la barrera de contención que nos impusieron el imperialismo y las élites locales.
Se ha desatado, como nos dijo el poeta venezolano, Aquiles Nazoa, “los poderes creadores del pueblo”. Un gigante adormecido por la opresión se despertó para siempre. La imposición del modelo neoliberal y la emergencia de liderazgos extraordinarios como los de Chávez, Kirchner, Lula, Evo, Correa, Ortega, Cristina, aceleraron este despertar que hoy sigue palpitando con fuerza en Nuestra América.
Justamente por estos avances incontestables, es que hemos recibido la más feroz respuesta por parte del imperialismo y sus agentes trasnacionales y nacionales, en cada uno de nuestros países y en la región como conjunto. Somos testigos de una colosal alianza de derechas que actúa directamente en nuestros países con operaciones de desestabilización política, económica, y social. No aceptan que hayamos tomado los caminos de la independencia definitiva, no aceptan que estemos dignificando la vida de los millones de seres humanos, no aceptan que les desafiemos en todos los escenarios. Mucho menos no aceptan que le hayamos quitado el control de nuestra historia y de nuestro futuro.
Tenemos en nuestras manos, bajo nuestra dirección, el control de nuestro futuro, lo tenemos hoy mucho más nosotros que ellos. La Independencia es el bien más preciado que hemos conquistado a costa de los demás bienes, nos dijo Bolívar. Por eso tenemos la infinita responsabilidad de preservar lo que hemos logrado hasta ahora, de expandir sus alcances a todas las personas y territorios y de profundizarlos en cualidad, en inclusión, en igualdad, en participación, en desarrollo soberano, en justicia, en suprema felicidad social, como declaró el Libertador en su discurso del Congreso Fundacional de Colombia en 1819.
Tenemos el desafío de superar la tormenta económica derivada de la caída de los precios internacionales de las materias primas, así como de derrotar las guerras no convencionales que el imperialismo y las élites de nuestros países perpetran en nuestras economías y en contra de la psique nuestros pueblos. Tenemos el desafío de desarrollar como región, todo nuestro potencial económico que permita darle sustentabilidad al sistema de garantías sociales que hemos venido establecido y ampliado progresivamente.
En atención a la responsabilidad histórica que tenemos, resulta vital que los parlamentarios y parlamentarias que expresan esta nueva correlación de fuerzas en América Latina y el Caribe, traigan a esta época el espíritu del Congreso Anfictiónico de Panamá, con el que Simón Bolívar proyectaba constituir una alianza de unión, liga y confederación perpetua para mantener la independencia, para la defensa común y, sobre todo, para construir la Patria Grande y unida entre nuestras naciones.
Se trata de volver al espíritu de la unión de nuestros padres libertadores, recrear ese tiempo en el presente y proyectarlo al futuro de grandeza que esta generación está obligada a sembrar para que las generaciones venideras cosechen, lo que nos fue arrebatado por la fuerza de las traiciones de las oligarquías de aquella época.
El Libertador Simón Bolívar en 1824, en la Convocatoria de aquel Congreso Anfictiónico de Panamá escribió:
“Después de quince años de sacrificios consagrados a la libertad de América, por obtener el sistema de garantías que, en paz y guerra, sea el escudo de nuestro nuevo destino, es tiempo ya de que los intereses y las relaciones que unen entre sí a las repúblicas americanas, antes colonias españolas, tengan una base fundamental que eternice, si es posible, la duración de estos gobiernos.
Entablar aquel sistema y consolidar el poder de este gran cuerpo político, pertenece al ejercicio de una autoridad sublime, que dirija la política de nuestros gobiernos, cuyo influjo mantenga la uniformidad de sus principios, y cuyo nombre solo calme nuestras tempestades. Tan respetable autoridad no puede existir sino en una asamblea de plenipotenciarios nombrados por cada una de nuestras republicas, y reunidos bajos los auspicios de las victoria, obtenida por nuestras armas contra el poder español”.
Como si lo hubiese escrito hoy, en la víspera de una nueva Cumbre de nuestra Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, Bolívar clama para que no dejemos a la posteridad, lo que debe ser hoy una resolución firme y absoluta de unirnos para seguir siendo libres, independientes y soberanos. Unirnos para enfrentar con la fuerza del gigante despierto, a los grandes enemigos de la humanidad. Unirnos para consumar todos los objetivos históricos que han sido truncados en 500 años de luchas.
Unirnos para conquistar nuevos estadios de felicidad para nuestros pueblos.
Hermanas y hermanos, juntos somos una fuerza indetenible, capaz de todo cuanto sea necesario para proteger la dignidad de Nuestra América. Por eso hago votos para que tengan una jornada histórica, que nos dé luces para seguir batallando y venciendo en esta coyuntura y para seguir avanzando con paso firme, hacia el horizonte de la emancipación definitiva.
Cuenten ustedes con el respaldo pleno del Gobierno revolucionario y con el pueblo de Venezuela, hijos e hijas del Gigante Comandante Hugo Chávez.
¡ Hasta la Victoria Siempre!
¡Que Viva la Patria Grande!
Nicolás Maduro Moros”

 

Más noticias

Página anterior

Consulado General de la República Bolivariana de Venezuela en Vigo

C/Velázquez Moreno Nº3. C.P.: 36201 - Vigo, Pontevedra - Tlfns: (34) 986 434 622  - Fax: (34) 986 435 629