Consulado de Venezuela: Noticias

Noticias

INTERVENCIÓN DEL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA, NICOLÁS MADURO EN EL DEBATE DE PRESIDENTES DE LA IV CUMBRE CELAC

Sede de la Unasur, Quito, República de Ecuador Miércoles, 27 de enero de 2016
”Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Bueno, nuevamente querido compañero Rafael Correa, agradecer toda la preparación de este evento, impecable en todas sus jornadas de trabajo, felicitarlo por todo el esfuerzo y los resultados para ir consolidando nuestra Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) en el transcurso de este año, luego de la exitosa Cumbre de Costa Rica, exactamente hoy hace un año.
Y, bueno agradecer la hospitalidad del pueblo hermano del Ecuador, desde nuestra llegada. Enviar un saludo a todo el pueblo del Ecuador, esta tierra maravillosa donde hace 200 años estuvieron, como un solo ejército y un solo pueblo, nuestros libertadores, somos un solo pueblo que nos hicimos ejército y nuestras Repúblicas nacieron de un solo esfuerzo, aquí en esa hora estelar y virtuosa de nuestra historia, hasta aquí llegaron los grandes, San Martín, O’Higgins, Bolívar, Sucre; todos llegaron hasta aquí con su fuerza y su esfuerzo.
Y la giganta Manuela Sáenz, coronela victoriosa de Ayacucho, generala de la patria grande, como la ha ascendido el presidente Correa, libertadora del Libertador allá en Bogotá, en la noche decembrina. Así que nos sentimos en el centro de donde debe estar el epicentro de nuestro esfuerzo integrador, del reencuentro de la América. La Comunidad de Estados Latinoamericanos, nació como un gran reencuentro, luego de batallas tremendas como decía nuestro jefe indio del sur, Evo Morales, batallas tremendas contra modelos que pretendieron imponerse para nuevamente saquear a nuestra región.
Yo traigo un regalo presidente Rafael Correa, se lo regalo, es una lectura, un libro de Juan Manuel Karg, Agustín Lewit, con prólogo de Atilio Borón “Diez años después de Mar del Plata”, un trabajo extraordinario “Del No al ALCA a Unasur”. Aquí está la sonrisa maravillosa de 3 gigantes de esta época, sin lugar a dudas, Hugo Chávez, Néstor Kirchner y Lula.
Ahí en buena parte, se resume la historia que tuvimos conversando del encuentro de tres horas que sostuvimos en privado, los caminos que nos llevaron al encuentro, al reencuentro, en Salvador de Bahía, 16 y 17 de diciembre del año 2008, en Cancún. Salvador de Bahía bajo la dirección de Lula Da Silva, en Cancún bajo la dirección del presidente Calderón entonces, 10 de febrero del 2010; luego nos encontramos en Caracas bajo la dirección del comandante Hugo Chávez, 2, 3 de diciembre del 2011, cuando se fundó oficialmente nuestra comunidad; y luego fuimos a Chile, bajo la dirección del entonces presidente de Chile, Piñera, una Cumbre exitosa, buena cumbre, en enero del 2013, luego estuvimos en Cuba; la Cumbre de la Paz con Raúl Castro Ruz, luego estuvimos en Costa Rica y llegamos y parece todo indicar, que nuestra Comunidad de Estados Latinoamericanos está en vías de su consolidación.
Es más que un foro, comienza a ser una comunidad de iguales, de iguales entre América Latina y el Caribe, una comunidad donde hemos venido fundando una doctrina del proceso de integración. En el momento de la bonanza como decía el presidente Juan Manuel Santos y la presidenta Michelle Bachelet, en el momento de la bonanza fuimos capaces de encontrarnos y conseguir implementar desde ópticas ideológicas y políticas diferentes, políticas sociales que han dado un tremendo resultado como sistemas de protección de nuestros pueblos, de superación de la desigualdad, de la pobreza como lo indican perfectamente las estadísticas llevadas por los organismos internacionales.
Y ahora, en la época de la no bonanza económica, están a prueba los sistemas sociales que se han instalado. Nosotros tenemos una situación económica sumamente compleja, saben todos ustedes, sabe nuestro pueblo; yo he declarado una emergencia económica. El año pasado tuvimos una reducción del 70% de los ingresos en divisas de nuestro país. La bonanza de los altos precios petroleros, si bien sirvió para hacer una gran inversión social y una transformación total de nuestra Venezuela, también afirmó y reafirmó el modelo rentista petrolero, la dependencia del modelo rentista petrolero.
Hay cifras tremendas dentro de las estadísticas oficiales, de lo que ha sido Venezuela en estos años, presidente Correa. Por ejemplo, del año 1999 al año 2014, Venezuela invirtió el 62% de sus ingresos, por primera vez en la historia del petróleo, en el desarrollo de nuestro país, desde el punto de vista social y económico.
Esto significa que de un billón, 182 mil millones de dólares que ingresaron a Venezuela, se invirtieron 732 mil 225 millones de dólares en el desarrollo de la educación, de la vivienda, de la infraestructura, etc., etc., de las misiones, de las grandes misiones, de la vida de nuestro pueblo; lo cual nos llevó a poder reducir la pobreza disparada en un país que manejó tres planes Marshall y que fue el principal país productor de petróleo, entre el año 1920 a 1980, llevarla de más del 50% la pobreza, a por debajo del 20% cerrando el año pasado.
Y llevar la pobreza crítica, la miseria el año pasado, en una acción que seguramente ustedes los economistas pudieran estudiarla como una acción extraña, milagrosa a 4.7% en un año en donde hemos tenido la reducción del 70% del ingreso, donde hemos tenido un decrecimiento del 5%, donde hemos tenido una economía muy inflacionaria como la venezolana, dependiente de las importaciones, con un aparato productivo bastante necesitado de fortaleza; bueno hemos tenido una inflación por encima del cien por ciento.
Y con las misiones sociales y las grandes misiones, logramos avanzar a pesar de lo que decía el presidente Juan Manuel Santos, de las tormentas y los avatares. Igualmente en la protección de nuestros viejos, viejitos, abuelitos. Venezuela logró el año pasado, llegar al 84% de pensionados y de protección de los adultos mayores en edad de ser protegidos con la pensión, más allá de si han cotizado o no.
Seguramente si compartimos las experiencias en materia social, de inversión, de protección, de democratización y distribución justa de la riqueza de nuestros países, bueno tenemos un conjunto de éxitos compartidos de América Latina y el Caribe.
Creo y se lo decía en la reunión en privado, al presidente Danilo Medina, quien asume hoy la batuta de nuestra Comunidad de Estados Latinoamericanos, que deberíamos nosotros centrar el esfuerzo de este año, que ya empieza a desarrollarse, de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños en el tema económico.
Yo le planteo humildemente, querido amigo presidente Danilo, apoyándose en el cuarteto, teniendo aquí el portento de Rafael Correa y toda su fortaleza en conocimiento de la economía, que nos planteemos hacer un plan táctico anticrisis económica, un plan táctico de América Latina y el Caribe.
Tomo las palabras del vicepresidente de Honduras, al cual no conozco, pero me impresiono su discurso en la reunión en privado, hagámoslo con una gran capacidad de impactar nuestras realidades, para estimular, bueno el sistema comercial intra latinoamericano y caribeño. En tiempos de crisis, las comunidades, los vecinos y las familias se buscan para entre apoyarse, para entre ayudarse como decía Simón Rodríguez, es la hora pues, de un plan de solidaridad, de complementariedad, de desarrollo compartido de América Latina y el Caribe, es la hora de probarnos, así como nos hemos probado en la política para resolver conflictos entre nosotros, para ayudar a Colombia a construir su paz; así como nos hemos ayudado en aportar los avances en materia de política social para superar la desigualdad, la miseria y la pobreza; ha llegado la hora —creemos nosotros— y así lo proponemos, de un plan común y nos atrevemos a decir, un plan táctico anticrisis económica.
Venezuela, lo propone de esa manera. Hay muchas cosas más presidente Correa, que creo que debemos celebrar, debemos celebrar la posición común ratificada de exigir al gobierno de los Estados Unidos y a las elites del poder de los Estados Unidos, que definitivamente desmonten y cesen su bloqueo y persecución económica, comercial y financiera contra Cuba.
Es cierto que hay que saludar los avances que ha habido, pero decimos desde Venezuela, no es suficiente. Cuba sigue siendo perseguida, cada cuenta bancaria que Cuba abre para comprar un conjunto de medicamentos para combatir el dengue, el zika, para ayudar a los pueblos de África en su lucha contra el ébola es perseguido por mecanismos criminales, aberrantes y absolutamente arcaicos.
También creo que debemos celebrar la posición ratificada en el documento que vamos a aprobar, de solidaridad con Argentina y su lucha por la soberanía de Las Malvinas, no descansaremos hasta ver realizado el sueño de América Latina y el Caribe, de unas Malvinas argentinas, donde podamos algún día seguramente celebrar una Cumbre de Estados Latinoamericanos y Caribeños.
Igualmente, le ratifico al presidente Santos, toda la voluntad, toda la voluntad para seguir construyendo la paz en Colombia, toda la voluntad desde la palabra empeñada del comandante Hugo Chávez, desde el primer día, aquél 10 de agosto del año 2010, que empeñamos la palabra, la hemos cumplido de manera leal, no nos interesan las fotografías, ni figurar en este tema, lo que nos interesa es que se construya la paz en Colombia, porque la paz en Colombia, es la paz en la América, en la América del Sur; es la paz en Venezuela.
Ratificamos nuestro apoyo Presidente, a todas las iniciativas de diálogo solidario, de acompañamiento al pueblo de Haití, quien nos ha solicitado el día de hoy, que tendamos nuestra mano y sabemos que el pueblo de Haití, al escuchar la voz de América Latina y el Caribe expresada en la Celac, seguramente va a tomar los caminos del diálogo para la resolución del inmenso conflicto que se ha encubado en los últimos días.
Querido presidente Correa, a nombre de Venezuela, agradezco toda la solidaridad y el apoyo que hemos recibido en las circunstancias complejas que nos ha tocado vivir en los últimos años. Venezuela es una Revolución, -saben ustedes- popular, bolivariana, socialista que ha estado acosada por los factores del poder imperial. Agradezco el apoyo que hemos recibido para que el gobierno de los Estados Unidos, derogue definitivamente y no vaya a renovar el decreto donde amenaza con sanciones al pueblo del Libertador Simón Bolívar, a nuestra amada Venezuela, agradezco toda la solidaridad, todo el apoyo, tenemos fe, tenemos esperanza; pero fe y esperanza fundada en lo que hemos hecho. Esta comunidad como lo han dicho varios, el presidente Varela, como lo dijo el presidente Santos en privado, el presidente Evo Morales, como lo dijo usted mismo; esta comunidad si tiene algún valor y alguna fortaleza, es que hemos aprendido a unirnos y a respetarnos en la diversidad de lo que somos y de lo que hemos sido. Así que, celebramos esa diversidad y decimos desde Venezuela, cuidemos como quien cuida a un niño, como quien cuida a una niña de manera celosa el respeto entre nuestros gobiernos, entre nuestros países para que siga reinando la unión de nuestra comunidad. Muchas gracias”. FIN

 

Más noticias

Página anterior

Consulado General de la República Bolivariana de Venezuela en Vigo

C/Velázquez Moreno Nº3. C.P.: 36201 - Vigo, Pontevedra - Tlfns: (34) 986 434 622  - Fax: (34) 986 435 629