Consulado de Venezuela: Noticias

Noticias

TRÁFICO ILÍCITO DE RECURSOS NATURALES ES EL PRINCIPAL FACTOR DE FINANCIAMIENTO DE CONFLICTOS EN GRANDES LAGOS

Nueva York, 21 de marzo de 2016.- Rafael Ramírez, Representante Permanente de Venezuela ante Naciones Unidas, expresó durante el Debate Abierto del Consejo de Seguridad sobre Prevención y Resolución de los Conflictos en la región africana de los Grandes Lagos que el tráfico ilegal de recursos naturales, como el oro, es una de las principales fuentes de financiamiento de los conflictos.
"Vale destacar que desde 1990 hasta el día de hoy, al menos dieciocho conflictos armados han sido financiados directamente a través de la extracción y comercialización ilegal de recursos naturales. Es por ello que los recursos naturales más "adecuados" para el financiamiento de los conflictos son aquellos que pueden ser extraídos, ocultados y vendidos con mayor facilidad. En muchos casos, los grupos armados no necesitan llevar a cabo la extracción directamente, sino que se financian a través del cobro ilegal de impuestos al comercio y al tránsito en rutas de exportación", enfatizó.
El Debate Abierto realizado este lunes estuvo presidido por Georges Pinto Chicoti, Ministro de Asuntos Exteriores de Angola y contó con la presencia de Ban Ki-moon, Secretario General de Naciones Unidas; Smail Chergui, Comisionado de la Unión Africana para la Paz y la Seguridad; Saidi Djinnit, Enviado Especial del Secretario General de las Naciones Unidas para la región de los Grandes Lagos y Vijay Pillai, Vicepresidente para la región de África del Banco Mundial.
Ramírez destacó la necesidad de que la comunidad internacional respalde el fortalecimiento de la capacidad institucional de los países de la región afectados por la explotación ilícita de sus recursos, tales como oro, coltán y diamantes, de manera que puedan retomar el manejo soberano de sus riquezas naturales.
Por otro lado, el diplomático venezolano destacó los esfuerzos realizados por las organizaciones regionales en aras de la consolidación de la democracia a través de la voluntad popular y la paz en la región.
"Queremos destacar los esfuerzos de los Estado del África Central y de los organismos regionales a favor de la consolidación de la paz y la democracia. En tal sentido, saludamos la celebración de elecciones que han tenido lugar en la región en los últimos meses. Alentamos a la Comunidad Internacional para que acompañe y respete la decisión soberana de los ciudadanos en la elección de sus autoridades evitando la consuetudinaria práctica de injerencia e intromisión en los asuntos internos de sus países. Igualmente abogamos por la estabilidad y la reconciliación nacional para la superación de las dificultades políticas y de seguridad que pudieran plantearse, resolviendo sus diferencias en el marco de la negociación política".
Ramírez reiteró el apoyo a las naciones africanas en su esfuerzo para consolidar la paz, así como el desarrollo económico y social de sus pueblos.
A continuación el discurso integro de Rafael Ramírez, Representante Permanente de Venezuela ante Naciones Unidas, durante el Debate Abierto del Consejo de Seguridad sobre la Prevención y Resolución de los Conflictos en la Región de los Grandes Lagos:
Señor Presidente,
La República Bolivariana de Venezuela, aprecia la iniciativa que ha tenido la República de Angola de convocar este oportuno e importante Debate sobre la Prevención y Resolución de los Conflictos en la Región de los Grandes Lagos. Damos la bienvenida al Ministro de Asuntos Exteriores de Angola, Sr. Georges Pinto Chicoti.
Asimismo, agradecemos la presentación del Secretario General Ban Ki-moon; del Comisionado de la Unión Africana para la Paz y la Seguridad, del Enviado Especial del Secretario General de las Naciones Unidas para la región de los Grandes Lagos, y del Vicepresidente para la región de África del Banco Mundial.
Venezuela se adhiere a la declaración que será formulada por la República Islámica de Irán en nombre del Movimiento de los No Alineados.
La República Bolivariana de Venezuela desea destacar el valioso papel desempeñado por Angola, en su calidad de Presidente de la Conferencia Internacional de los Grandes Lagos, desde el 2014, y cree que la acción concertada de las Naciones Unidas, la Unión Africana, la Conferencia Internacional de los Grandes Lagos y la Comunidad de Desarrollo de África Austral constituye una prioridad para acelerar el desarrollo y consolidar la paz regional.
Al día de hoy los países de la región enfrentan serias amenazas para su estabilidad y desarrollo económico debido a una gran variedad de conflictos de distinta índole en la que la exclusión, la expoliación de los recursos naturales, la pobreza juegan un rol determinante, lo que a su vez afecta la consolidación institucional de los Estados, poniendo en jaque las avances alcanzados en los últimos años
El vacío generado por tal debilidad es aprovechado por diversos grupos criminales para explotar y comerciar ilegalmente los recursos minerales y la fauna silvestre, tal como lo destaca el Secretario General en su informe sobre el Marco Estratégico para los Grandes Lagos, en el que indica que 50% del flujo ilegal proviene del comercio ilícito del oro. Si dicha extracción se realizara lícitamente bajo la orientación de los Estados de la región, los ingresos allí obtenidos beneficiarían substancialmente al desarrollo económico y social de estas naciones.
En este contexto, vale destacar que desde 1990 hasta el día de hoy, al menos dieciocho conflictos armados han sido financiados directamente a través de la extracción y comercialización ilegal de recursos naturales. Es por ello que los recursos naturales más "adecuados" para el financiamiento de los conflictos son aquellos que pueden ser extraídos, ocultados y vendidos con mayor facilidad. En muchos casos, los grupos armados no necesitan llevar a cabo la extracción directamente, sino que se financian a través del cobro ilegal de impuestos al comercio y al tránsito en rutas de exportación.
Ante la fragilidad institucional de los Estados que ven limitado su derecho soberano sobre los recursos naturales, se hace necesario que la comunidad internacional fortalezca las medidas para combatir y eliminar la extracción y comercialización de minerales -oro, coltán, diamantes- por parte de grupos armados, los cuales financian sus actividades criminales con recursos provenientes de esas operaciones. En tal sentido, se debe respaldar el fortalecimiento de la capacidad institucional de los países afectados por esa dinámica para que éstos puedan manejar plena y soberanamente sus recursos naturales, de conformidad con la resolución 1803 (XVII) de la Asamblea General, adoptada en 1962.
Señor Presidente,
La complejidad de los problemas que afectan a los países de la RGL requiere de la puesta en práctica de una cooperación internacional genuina y solidaria que tome en cuenta las realidades particulares de los países para permitir la creación de condiciones económicas y sociales favorables para la erradicación de la pobreza y la exclusión.
Queremos destacar los esfuerzos de los Estado del África Central y de los organismos regionales a favor de la consolidación de la paz y la democracia. En tal sentido, saludamos la celebración de elecciones que han tenido lugar en la región en los últimos meses. Alentamos a la Comunidad Internacional para que acompañe y respete la decisión soberana de los ciudadanos en la elección de sus autoridades evitando la consuetudinaria práctica de injerencia e intromisión en los asuntos internos de sus países. Igualmente abogamos por la estabilidad y la reconciliación nacional para la superación de las dificultades políticas y de seguridad que pudieran plantearse, resolviendo sus diferencias en el marco de la negociación política.
Señor Presidente,
Venezuela es consciente que el manejo de estas situaciones de conflicto son un reto tanto para los gobiernos de los países de la región, como para los organismos regionales, subregionales y las Naciones Unidas. Las acciones extremas y la violencia representan uno de los principales desafíos a la paz. Por ello, condenamos enérgicamente todas las violaciones de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario, producto de los enfrentamientos armados, reiterando la importancia de la rendición de cuentas, en aras de poner fin a los imperantes ciclos de impunidad.
Por otra parte, respaldamos la lucha y el combate contra el tráfico ilícito de armas pequeñas y ligeras. Siendo la proliferación de armas un factor de desestabilización en la región, consideramos que la comunidad internacional debe redoblar sus esfuerzos para prohibir la transferencia de armas a actores no estatales.
Es importante apoyar directamente a los países que han cesado una conflagración, de manera tal que no vuelvan a la senda del conflicto, dotándolos de capacidades propias para el manejo de sus recursos naturales y de sus economías, incluido el fortalecimiento de sus instituciones. Para ello, la cooperación -sin condicionalidades- de los donantes internacionales, instituciones financieras internacionales y asociados bilaterales es fundamental, a objeto de fomentar proyectos para el desarrollo en la región de los Grandes Lagos, reducir la vulnerabilidad de la población y revitalizar la actividad económica.
Consideramos que el sistema de las Naciones Unidas ha de continuar promoviendo el desarrollo económico en la región de los Grandes Lagos, la cual debe manejarse de manera holística. Insistimos en que la solución de los conflictos debe atender los aspectos económicos y sociales que subyacen como causas estructurales de los problemas que han afectado históricamente a estos Estados. El proceso político debe abordarse de manera multidimensional, sustentándose en los pilares de políticas para el desarrollo, protección de los derechos humanos y la erradicación de la pobreza, lo que posteriormente resultará en beneficios comunes.
Finalmente, reiteramos nuestra solidaridad y apoyo al trabajo que llevan a cabo los países de África a favor de la paz y el desarrollo económico y social de sus pueblos. Las prioridades establecidas en la hoja de ruta del Marco Estratégico Regional de los países de los Grandes Lagos deben ser objetivos compartidos y apoyados por toda la comunidad internacional. FIN

 

Más noticias

Página anterior

Consulado General de la República Bolivariana de Venezuela en Vigo

C/Velázquez Moreno Nº3. C.P.: 36201 - Vigo, Pontevedra - Tlfns: (34) 986 434 622  - Fax: (34) 986 435 629